lunes, enero 16, 2017

Pop Art en Orense: algunos mitos de una revolución histórica | Periodistas en Español

Pop Art en Orense: algunos mitos de una revolución histórica | Periodistas en Español



Pop Art en Orense: algunos mitos de una revolución histórica

Amplia muestra con obras de Andy Warhol y los principales representantes de un estilo que alteró el arte del siglo XX

Bajo el título de “Pure Pop Art” en 2013 se pudo visitar en la ciudad de Ourense, organizada por la Fundación Cum Laude, una de las mejores exposiciones de Pop-art presentadas en España, montada con parte de la colección MBA Graphics Arts, que custodia obras de los artistas más importantes de este movimiento.
Cartel de la conferencia de Paco Pastoriza en Ourense sobre el pop-art
Cartel de la conferencia de Paco Pastoriza en Ourense sobre el pop-art
Ahora la Fundación Cum Laude repite la experiencia con otra gran muestra de arte pop centrada esta vez en los personajes de las obras más que en sus autores, en la naturaleza de la fama y en el quién es quién que hay detrás de la máscara pública. Además de los cuadros se pueden ver esculturas y objetos de diseño como el sillón de Shiro Kuramata.
Bajo la denominación ICONS, en la primera planta del edificio se han colocado retratos de personajes universales acompañados de información poco conocida sobre ellos. Un lugar destacado para uno de los grandes iconos del siglo XX, Marilyn Monroe, con versiones de varios artistas.
En la segunda planta, bajo el título CARTOONS (nombre con el que se conoce en idioma inglés a los dibujos animados) hay obras relacionadas con el universo de los comics y con el mundo del cine y de sus estrellas, entre las que destaca la figura de James Dean. La imagen “pop” de Frida Kahlo de Pietro Psaier forma parte también de esta sección, en la que se exponen obras de Robert Rauschenberg y Mel Ramos.
Grandes artistas y creadores del Pop-art como Andy WarholAntonio de FelipeRoy Lichtenstein, Steve Kaufman, Robert RauschenbergKeith HaringPietro PsaierSofía Lagerkvist y Robert Indiana están al alcance de los visitantes en una oportunidad única para contemplar algunas de las obras más conocidas del arte contemporáneo.
En España, la influencia del Pop-art estuvo relacionada con la lucha ideológica contra el franquismo, con la que coincidió cronológicamente. Eduardo ArroyoJuan Genovés y el Equipo Crónica elaboraban sus obras mezclando sus propuestas artísticas con sus planteamientos ideológicos. En esta exposición puede verse la obra de otro artista español del Pop-art, Ramiro de Undabeytia.
Un espacio especial, SILVER ROOM, se destina a homenajear las instalaciones y el arte conceptual, recreando un viejo proyecto de Warhol en la Galería neoyorkina de Leo Castelli.

Introducción al pop art

En los años sesenta del siglo XX comenzó a instalarse en la sociedad occidental un fervor por el consumismo y la nueva mitología generada en los productos cinematográficos de Hollywood y la música juvenil británica y norteamericana. Como elementos de lo cotidiano, los nuevos mitos pasaron a formar parte de los temas de los artistas plásticos. Protagonistas del cine (Marilyn Monroe, Marlon Brando, Liz Taylor, James Dean), de la música pop-rock (The Beatles, Rolling Stones, Elvis Presley), de la política (Kennedy, Nixon, Mao)… fueron los modelos preferidos por los nuevos creadores, que potenciaron su carisma a través de la repetición permanente de su iconografía. El objetivo era la reafirmación de que no existe una cultura de élite opuesta a una cultura de masas, sino que son una y la misma cosa.
Pop-art inspirado en USA
Pop-art inspirado en USA

Génesis europea, difusión americana

Como en muchos otros movimientos de las vanguardias del siglo XX, Marcel Duchamp y su “Fuente” están también en los orígenes del Pop art, un movimiento con inequívoca ascendencia dadaísta (de hecho comenzó llamándose New Dada). Richard Hamilton, un rendido admirador de Marcel Duchamp, ya utilizaba imágenes publicitarias, escenas de comic y otros elementos de dominio popular en su obra de 1956 “Exactamente ¿qué es lo que hace a los hogares de hoy tan diferentes y tan atractivos?”. Fue Hamilton quien definió las características del pop-art: un arte efímero, barato, prescindible, producido en serie, sexy, divertido, efectista, glamouroso… y un gran negocio. En la obra de Eduardo Paolozzi “Yo era juguete de un rico” aparecía ya la palabra ‘pop’ en la nube de humo que salía de una pistola (¡¡en 1947!!).
Pop-art sobre Dalí
Pop-art sobre Dalí
Sin embargo fue en los Estados Unidos donde se desarrolló con más fuerza y desde donde se expandió a todo el mundo. Lo que distingue al pop-art norteamericano de otros movimientos que jugaban ya entonces con el realismo pictórico, es la iconografía simbólica utilizada en sus propuestas, relacionadas con los medios de comunicación de masas y el consumo. La fotografía, el comic, el cartel publicitario, el cine, las meganoticias de los medios de comunicación de masas (el asesinato de Kennedy, la llegada del hombre a la Luna)… tratados con colores planos en imágenes bidimensionales de gran nitidez, en propuestas despersonalizadas y alejadas de la crítica social (aunque expresamente procapitalistas), conforman los contenidos del Pop-art norteamericano. James Rosenquist introdujo en su obra la fascinación por el cine, con cuyos carteles elaboraba auténticas metáforas visuales.
Fue Andy Warhol el artista que iba a dar el impulso definitivo al Pop-art. Warhol, un creativo que venía trabajando en el mundo de la publicidad, convirtió sus diseños para los envoltorios de las sopas Campbell o el detergente Brillo en iconos del nuevo arte. Además, introdujo en su obra objetos de uso cotidiano: botellas de Coca-Cola, billetes de dólar, retratos de estrellas del cine y de la música (Marilyn Monroe, Liz Taylor, Elvis Presley), pero no sólo: también personajes de la alta cultura europea como Beethoven y Goethe. Aplicó a sus obras un tratamiento fotomecánico de serigrafía para obtener imágenes repetidas, a veces copias exactas y otras con pequeñas variaciones aplicando ligeros toques de color con el pincel. Sus obras eran el producto de procesos de trabajo en equipo, se realizaban en su estudio, conocido como la Factory (La Fábrica), y por eso no las llamaba obras de arte sino productos industriales.
Mel Ramos: Venus del espejo
Mel Ramos: Venus del espejo

Sexo en la ciudad

La revolución sexual de los años sesenta influyó de manera determinante en la visión del arte de aquellos años, y el pop-art no fue ajeno a esta transformación. La exposición “Erotic art 66” recogió obras de Richard Lindner, de Allen Jones, de James Rosenquist, de Pauline Boty (una de las pocas mujeres del movimiento), con motivos que reflejaban el erotismo de la nueva sociedad. También la obra de Mel Ramos registra altas dosis de este erotismo, a veces inspirado en clásicos como “La dama del espejo” de Velázquez. Otro genuino representante del Pop-art, Tom Wesselmann, introducía el erotismo a través de su serie “El gran desnudo americano”, con el fin de exponer referencias explícitas al papel de la mujer como objeto sexual. Para esta serie utilizó sólo los colores de la bandera de los Estados Unidos.
El Pop-art es un arte urbano. La ciudad, en concreto Nueva York, era el centro de la producción de la mayor parte de los artistas del Pop-art. Casi todos sus creadores le rindieron su pequeño homenaje en algunas de sus obras, pero fue Claes Oldenburg quien manifestó la profunda fascinación que ejerció sobre los miembros de este movimiento. Lo hizo con sus pinturas, pero también con objetos urbanos elaborados con materiales encontrados en los contenedores de basura o arrojados a la acera de las calles.
TÍTULO. Pop Art Icons
LUGAR. Centro cultural Marcos Valcárcel. Ourense
FECHAS. Hasta el 19 de febrero de 2017

miércoles, enero 11, 2017

La sátira furiosa de Alexandr Zinoviev | Periodistas en Español

La sátira furiosa de Alexandr Zinoviev | Periodistas en Español





En esta ocasión, la fotografía de portada de El Viejo Topo correspondiente al mes de enero de 2017 recurre a una entrevista de hemeroteca publicada en el número 48 de la revista, fechado en octubre de 1980, y que tuvo por protagonista a Alexandr Zinoviev (1922), un reputado disidente soviético que no se dejó engatusar por el capitalismo, a diferencia de otros, y que por eso no aceptaba tal calificación para identificarle.
Portada de El Viejo Topo 348, enero de 2017
Portada de El Viejo Topo 348, enero de 2017
La interviú lleva por título La sátira como lógica enfurecida y fue realizada por María Rupérez y Manuel Pérez Ledesma, coincidiendo con la publicación en España de la novela Cumbres abismales, a la que se le otorgó el Premio Médicis en Francia en 1978, y a la que sigió una especie de segunda parte a modo de ensayo: La caída del imperio del Mal.
Zinoviev se caracteriza por una descripción satírica de la sociedad soviética durante los años del stalinismo y breznevismo, no al estilo de otros disidentes sino con una mezcla de concepciones cristianas, resabios anarquistas y escepticismo, difícilmente asumible a ninguna de las ideologías dominantes en nuestra tradición cultural. Su objetivo fue ese: reflexionar sobre esa sociedad en la medida que la comprendió, para que la gente no se hiciera ninguna clase de ilusiones, según sus propias palabras.
Abre el número 348 de la revista un artículo de Samir Amin sobre la elección de Donald Trump, cuyos primeros pasos están desconcertando según el autor a sus correligionarios, con un margen de maniobra que Amin considera relativamente pequeño para proceder a cambios verdaderamente significativos. Su elección constituye un síntoma evidente de la magnitud de la crisis de la globalización mundial. Juzga el autor que las palabras de Trump sobre la política internacional de su país son ahora mismo contradictorias.
Víctor Ríos firma una interesante entrevista con Pasqualina Curcio, economista venezolana y profesora de la Universidad Simón Bolívar, autora de un reciente libro: La mano visible del mercado. Guerra económica en Venezuela. La charla gira en torno al desabastecimiento programado y entiende Curcio que si se tratara de una crisis económica generalizada, Venezuela no mostraría niveles de producción como los que ha registrado desde 2012. Según esta doctora en Ciencia Política, la inflación en su país ha sido inducida mediante la manipulación del valor de la moneda en los mercados ilegales. Sostiene que grandes empresas alimentarias no colocan sus productos en los anaqueles de los comercios.
Pere Alberó escribe sobre Eugène Green, posiblemente el cineasta más singular de cuantos está en activo en estos inicios del siglo XXI, y el profesor de la Universidad George Washington Christopher Britt, autor del libro Quijotismo y otros ensayos sobre las ideologías nacionales e imperiales en España y Estados Unidos, reivindica el legado del esclarecimiento providencial para salir de una edad oscura.
Dos temas más pueden interesar especialmente al lector de El viejo topo en este mes de enero: el discurso de Fernando Urruticoechea con ocasión de haber recibido el Premi Llibertat d’Expressió en nombre del colectivo de interventores y secretarios municipales defensores de la legalidad, y el artículo de Higinio Polo sobre la fotógrafa alemana Marianne Breslauer.
Urruticoechea nos informa al detalle de la corrupción municipal en España, que afecta según él a todos nuestros centros vitales y a todas las instituciones, y para la que no hay otro remedio que el empoderamiento ciudadano y la aplicación de antídotos sociales. Polo nos habla de la exposición de Breslauer en el Museu Nacional d’Art de Catalunya y de la azarosa y corta vida de la fotógrafa, de la que se muestran alguna obras correspondientes al viaje que hizo en 1933 por el norte de España en un lujoso descapotable.

miércoles, noviembre 30, 2016

Maria Carta - Addio Lugano







Al Vidal Addio Lugano bella

(Pietro Gori - Anónimo)
Addio, Lugano bella, o dolce terra pia,
scacciati senza colpa gli anarchici van via
e partono cantando con la speranza in cuor,
e partono cantando con la speranza in cuor.

Ed è per voi sfruttati, per voi lavoratori,
che siamo incatenati al par dei malfattori,
eppur la nostra idea è solo idea d'amor,
eppur la nostra idea è solo idea d'amor.

Anonimi compagni, amici che restate,
le verità sociali da forti propagate:
è questa la vendetta che noi vi domandiam,
è questa la vendetta che noi vi domandiam.

E tu che ci discacci con una vil menzogna,
repubblica borghese, un dì ne avrai vergogna
noi oggi ti accusiamo in faccia all'avvenir,
noi oggi ti accusiamo in faccia all'avvenir.

Scacciati senza tregua, andrem di terra in terra
a predicar la pace ed a bandir la guerra:
la pace tra gli oppressi, la guerra agli oppressor,
la pace tra gli oppressi, la guerra agli oppressor.

Elvezia, il tuo governo schiavo d'altrui si rende,
d'un popolo gagliardo le tradizioni offende
e insulta la leggenda del tuo Guglielmo Tell,
e insulta la leggenda del tuo Guglielmo Tell.

Addio cari compagni, amici luganesi
addio, bianche di neve montagne ticinesi,
i cavalieri erranti son trascinati al nord,
i cavalieri erranti son trascinati al nord.


domingo, noviembre 27, 2016

Atlas Walter Benjamin - multitud

Atlas Walter Benjamin - multitud





Parece que, por momentos, Baudelaire hubiera ya captado ciertos rasgos de esta inhumanidad aún por venir. En Cohetesse lee: «El mundo va a acabarse ... Pido simplemente a todo hombre que piense que muestre qué subsiste de la vida ... No es en especial por las instituciones políticas como se vendrá a manifestar por cierto la ruina universal ..., sino por la vileza a que llegarán los corazones. ¿Es preciso que diga que lo poco que quedará de lo político se debatirá entre la opresión de una animalidad ya general, y que los gobernantes se van a ver forzados, para mantenerse y proyectar un fantasma de orden, a recurrir a medios que harían estremecer nuestra humanidad de hoy, sin embargo ya tan endurecida? ... Esos tiempos están quizá muy próximos; ¿quién sabe si no han llegado ya, y si el pesado espesamiento de la que es nuestra naturaleza no es el único obstáculo que impide que apreciemos ese medio en el cual respiramos?».
Hoy no estamos ya mal situados para convenir en la justeza que muestran estas frases, y es muy posible incluso el que aún se hagan más siniestras. Quizá la condición de la clarividencia de que nos dan prueba esas palabras era menos un don de observador que aquella destreza que ha de poseer el solitarioen el seno de las multitudes. ¿Es audaz en exceso pretender que son aquellas mismas multitudes las que ahora van siendo modeladas por las manos de los dictadores?

sábado, noviembre 26, 2016

“La democracia necesita a héroes como Snowden”

“La democracia necesita a héroes como Snowden” | Tecnología | EL PAÍS





Pregunta. ¿Qué ventajas conlleva usar software libre frente a sistemas privativos?
Respuesta. Un programa privativo somete a los usuarios al poder de su propietario, lo cual es una injusticia. Para mantener nuestra libertad, tenemos que rechazar el software privativo, cueste lo que cueste. Los asuntos de comodidad, las ventajas, son secundarios comparados con el asunto principal de tratarnos justamente, de no someternos. Se ve en otros campos de la vida el peligro de que las empresas tengan poder sobre la gente. Pero en este campo, casi todos son excusas para cerrar los ojos al peligro de la injusticia.
P. ¿Funciona mejor el software libre que el privativo?
R. El software libre permite que cualquier tipo de usuario puede desarrollar su propia versión modificada. Ofrece a los usuarios el control del programa, de su informática. Cuando no tienen ese control están indefensos ante el poder del propietario. Las empresas de software privativo suelen poner cualquier cosa malévola sabiendo que los usuarios no podrán eliminarlo. En uno libre, se pueden eliminar los elementos malévolos. En mi comunidad, cada contribuyente reconoce que no tiene poder sobre los usuarios. Si se pusiera algo malévolo habría enseguida una versión corregida que la remplazaría. No tengo el poder de imponer nada a los usuarios y no estoy expuesto a la tentación que el poder conlleva. Los programadores sí tienen ese poder y están expuestos siempre a esa tentación. Por eso introducen tan a menudo funcionalidades malévolas.
P. ¿A qué peligros se refiere?
R. Windows tiene funcionalidades malévolas; Skype espía; Android tiene una puerta trasera y capacidades para hacer grilletes digitales y toma notas de qué escucha cada usuario; Netflix, también espía al usuario… Cada teléfono móvil tiene una puerta trasera que permite cambiar a distancia todo el software en el teléfono y se emplea esa puerta trasera para convertir el teléfono en dispositivo de escucha sin necesidad de hacer una llamada. Aunque esté apagado, siempre sigue funcionando una vez modificado el sistema del teléfono.
P. ¿Por qué son más utilizados los privativos?
R. Nuestra sociedad promueve los valores prácticos y superficiales. La voz de Microsoft, amplificada por el dinero, es muy fuerte. No se han dado cuenta de la injusticia de ser privativo ni de las injusticias secundarias de las funcionalidades malévolas. Yo no quiero que toquen mi libertad.
P. ¿Hace diferencias entre Google, Facebook, Apple, Amazon y Microsoft o mete a todas en el mismo saco por usar software privativo?
R. Todos comparten la primera injusticia de base por ser un sistema privativo. Pero en cuanto a las funcionalidades malévolas, hay diferencias. No digo que todos los programas privativos son iguales, seguramente algunos no tienen funcionalidades malévolas. Cuando se trata de espiar al usuario o de crear puertas traseras para atacar al usuario, se esconden y solo a veces se detectan esas funcionalidades malévolas. Y en aquellos donde no hemos detectados esas funcionalidades malévolas, somos ignorantes de si las tienen o no, pero visto que tan comunes son hay que considerar que la probabilidad de que las tengan es muy alta.
P. ¿El software libre tiene ideología, es de izquierdas?
R. No. La filosofía política del movimiento software libre combina ideas capitalistas, con ideas socialistas y anarquistas. No estamos en contra del negocio, sino en contra de someter a la gente. Hay negocios de software libre que no someten a la gente, y por eso estoy contento. También hay un espíritu socialista, porque un programa libre está disponible por todo el público y lo pone al servicio del conocimiento humano. Ahora hay una tendencia por privatizar todo a causa del capitalismo extremo y la plutocracia. Pero hay ideas también anarquistas, porque cada uno privadamente puede hacer lo que quiera con el software libre.
P. Las aplicaciones de privacidad baten récords de usuarios tras la victoria de Donald Trump en las elecciones de EE UU.
R. Si son privativos no proporcionan ninguna seguridad.
P. ¿Con Trump hay más riesgo para la seguridad informática?
R. Puede ser, pero hay que reconocer que otros países también espían. En EE UU hay límites legales constitucionales a los que las agencias no suelen prestar atención. En Francia, por ejemplo, como medida de emergencia han autorizado que espíen cualquier base de datos. Es un estado tiránico. Para mantener la democracia necesitamos a los reveladores de secretos, a los héroes como Snowden. Solo gracias a los héroes como él podemos saber lo que hace el Estado. Cuando el Estado sabe siempre quién se comunica con quién y quién va a dónde, puede detectar rápidamente a los reveladores de secretos, a las fuentes de los periodistas, y puede ponerlas en la cárcel por haber desvelado información de alta relevancia pública. El Estado español ya ha demostrado su voluntad de esconder sus acciones sucias, con la ley que prohíbe hacer públicos los vídeos en los que se ve la violencia que emplea la policía. Ha dicho que quiere proteger a la policía mientras ataca al pueblo.
Richard Stallman, en un momento de la entrevista.
Richard Stallman, en un momento de la entrevista. JAVIER HERNÁNDEZ
P. ¿Tenía un candidato o candidata favorito en estas elecciones en EE UU?
R. Primero, [el senador independiente Bernie] Sanders, luego Jill Stein, del Partido Verde. No voto a candidatos de la derecha, como Trump o Clinton. Una curiosidad de la política electoral de EE UU es que los del centro-derecha se llaman de izquierdas, pero se mudan al centro para ganar, aunque eso significa ir a la derecha. Cuando se pregunta a las votantes sobre cuestiones públicas están más a la izquierda que candidatos como Clinton.
P. ¿Cómo empezó su relación con Podemos? ¿Se siente cómodo siendo invitado de un partido político?
R. Lo que hago es difundir en Podemos la conciencia de la necesidad del softwarelibre. Tengo la esperanza de que la política también implante el software libre. No apoyo formalmente a ningún partido español, pero es claro que simpatizo más con Podemos por sus valores generales. No conozco el resto de partidos.
P. ¿Por qué afirma que la Administración pública debe apostar exclusivamente por el software libre?
R. Es imprescindible para la soberanía informática de un país, porque el Estado existe por el pueblo y actúa por el pueblo. El Estado tiene la responsabilidad ante el pueblo de tener el control completo de la informática. El uso del programa privativo en una agencia pública supone abandonar el control de su informática, un incumplimiento de su responsabilidad ante el pueblo. No se debe, pero se hace. Es un hecho que los Estados usan muchos programas privativos. Hay que corregir esto. La corrección durará años porque es mucho trabajo, pero hay que comenzar sin demoras.
R. Seguramente utilizará un software privativo. Pero hay que saber que el sistema de Apple, el iOS, transmite datos personales a los servidores de Apple. Quizás ha espiado a más gente aún. Lo malévolo es lo normal en el software privativo. Cuando lancé el sistema libre no fue así. La primera vez que Microsoft introdujo en Windows una funcionalidad para transmitir a Microsoft la lista de aplicaciones instaladas en la máquina hubo un escándalo, y lo retiró. Años más tarde reintrodujo esa misma funcionalidad de forma escondida, encriptada para que los usuarios no lo supieran. Un investigador lo descubrió, pero no fue un escándalo porque no había otra opción.
P. Microsoft se ha unido recientemente a la Fundación Linux. ¿Podría entrar en su Free Software Foundation?
R. No, pero no rechazaríamos su dinero si se ofrece. No cambiaremos nuestras metas para seguir recibiendo su dinero. Tenemos una postura moral fuerte. No creo que Microsoft quiera darnos dinero. Microsoft publica unos programas libres que sí son útiles, no los rechazamos, pero hacer un poco el bien no compensa hacer mucho el mal. Microsoft hace mucho mal con su software privativo. Nuestra práctica no es medir el bien y el mal de una empresa con cifras.

viernes, noviembre 18, 2016

Los principales chamanes del planeta se reúnen en la región de Tuvá | Noticias de Rusia | RBTH

Los principales chamanes del planeta se reúnen en la región de Tuvá | Noticias de Rusia | RBTH



A la república rusa, fronteriza con Mongolia, han acudido grandes maestros para compartir conocimientos. Fuente: servicio de prensa

A la república rusa, fronteriza con Mongolia, han acudido grandes maestros para compartir conocimientos. Fuente: servicio de prensa



Los principales chamanes del planeta se reúnen en la región de Tuvá

29 de julio de 2014 OXANA GRIBANOVAROSSIYSKAYA GAZETA
Grandes maestros procedentes de Suecia, Groenlandia, México, Kirguistán, Mongolia, Corea del Sur y Kazajistán han acudido a Tuvá, donde se celebra el festival internacional “La llamada de los 13 chamanes”. En el evento participan también chamanes de cuatro regiones rusas: Altái, Jakasia, Tuvá y Yakutia.
El programa del festival incluye rituales varios, meditaciones, misterios y muestras del canto de armónicos. Los organizadores también prometen interesantes seminarios, clases magistrales sobre las prácticas espirituales de los chamanes y sesiones de adivinación. Todos los interesados también podrán aprender la danza del ‘Águila’, que forma parte del sistema de salud espiritual Un-Hun. El objetivo general del festival es la recuperación de las tradiciones chamánicas. 
El iniciador y principal organizador del festival ‘La llamada de los 13 chamanes’ es Nikolái Oorzhak, maestro en canto tradicional xöömej y descendiente de un chamán tuvano del clan de los cielos negros.
“Es la primera vez que se celebra el festival y de momento no tenemos patrocinadores. Sin embargo, hemos conseguido encontrar un espacio para el evento dotado de una energía muy singular: los grandes maestros se han reunido en el centro turístico de Shyk Bazhy, situado en el distrito de Dzun-Jemchikski en Tuvá. ‘La llamada de los 13 chamanes’ finalizó el 27 de julio”, aclara Nikolái Oorzhak.

El invitado de honor del festival ha sido el chamán mexicano Rogelio Carrillo, quien lo que le atrajo de la remota región siberiana.
“La tradición chamánica que yo practico es también ancestral. ¿Cuántos años tiene? Puede que unos 2.000. No tenemos evidencias escritas de ello, pero estoy seguro de que mis antepasados hacían exactamente lo mismo”, explica don Rogelio.

Artistas retratan su experiencia en el Transiberiano | Noticias de Rusia | RBTH

Artistas retratan su experiencia en el Transiberiano | Noticias de Rusia | RBTH

Transiberiano

Un grupo de artistas británicos y rusos realizó el mítico viaje del Transiberiano, un viaje soñado por muchos. Pararon en Ekaterimburgo, Kazán, Novosibirsk y Krasnoyarsk. El viaje formó parte de los eventos del Año de la Lengua y la Literatrua Rusia-Reino Unido.
Transiberiano
MAX AVDEEV
El viaje a través de Eurasia es una aventura única, una experiencia que se recuerda toda la vida. Además de los fantásticos paisajes se puede conocer la vida cotidiana de los habitantes locales.
Transiberiano
MAX AVDEEV
El viaje comenzó el pasado 24 de octubre en Moscú. El equipo internacional pasó 14 días juntos, visitó cinco ciudades y recorrieron miles de kilómetros en un mismo vagón. Tanto sus impresiones personales, como sus espontáneas colaboraciones artísticas, así como sus conversaciones se colgaron en un diario online, escrito en inglés y en ruso.
Transiberiano
MAX AVDEEV
En diciembre se publicará una web para mostrar online todo el arte que este viaje ha inspirado, así como un video sobre el mismo. Incluirá materiales audiovisuales y literarios realizados durante el viaje.
Transiberiano
MAX AVDEEV
El grupo realizó paradas en Kazán, capital de la República de Tatarstán; en Ekaterimburgo, tercera ciudad de Rusia situada en los Urales; y en dos ciudades siberianas: Novosibirsk y Krasnoyarsk, donde asisitieron a la feria del libro.
Transiberiano
MAX AVDEEV
"Estamos de pie en una plataforma a las 2 de la madrugada, la nieve intenta caer, el aire tiene matices metálicos y el viento es tan fuerte que me lamento de haber perdido mi gorro de piel en Moscú. Alguien del British Council dice con pesimismo que en Krasnoyarsk hará -20ºC cuando lleguemos,  y no menos tristemente anuncia que pronto empezarán nuestras clases de ruso...", reflexiona Andrew Dickson (en la foto) escritor y crítico literario experto en Shakespeare.
Transiberiano
MAX AVDEEV
El crítico literario Konstantin Milchin (en la imagen) participó en un debate sobre las literaturas contemporáneas en inglés y ruso durante el viaje.
Transiberiano
MAX AVDEEV
“Translit es una experiencia de viaje fantástica, se descubren lenguas y hay un aprendizaje mutuo constante. Enseñamos a los británicos, los británicos nos enseñan a nosotros y todo ocurre de una manera tan espontánea, como si se uniese al mismo viaje en tren", explica Alisa Ganíeva, escritora y crítica literaria.
Transiberiano
MAX AVDEEV
Transiberiano
MAX AVDEEV
Gruff Rhys, líder de la banda de rock psicodélico Super Furry Animals, escribió varias canciones inspirado en el viaje. Una de ellas está basada en el poema "Una nube en pantalones" de Vladímir Maiakovski, que Rhys describe como una "original traducción basada en las tendencias del siglo XXI".
Transiberiano
MAX AVDEEV
El Transiberiano es uno de los viajes en ferrocarril más fascinantes del mundo. Es el recorrido en tren más largo del mundo y el que más estaciones tiene.

domingo, noviembre 13, 2016

Courbet, pintor de paisajes vaginales

Courbet, pintor de paisajes vaginales | Cultura | EL PAÍS



Courbet, pintor de paisajes vaginales

El escritor francés David Bosc rescata los últimos días en el exilio de Suiza del artista



'El origen del mundo' (1886), obra del pintor Gustave Courbet que se exhibe en el Museo de Orsay en Paris.rn



Entra la luz azul del París de 1866 por la ventana de un estudio. Huele a tabaco de pipa, vino blanco y trementina. Sobre una sábana revuelta de pereza y lujuria una modelo abre sus piernas. En el lienzo el artista Courbet moja el pincel y descubre el color rosa más turbador de la Historia del Arte. Una pincelada de rosa erotizante para mostrar un sexo que parece a punto de devorar al espectador.
El hombre que pintó El origen del mundo, uno de los cuadros más audaces de la Historia, es el protagonista de la novela del escritor David Bosc (Carcasonne, 1973) La fuente clara (Demipage). Courbet sufre los días de su exilio en Suiza mientras deambula, divaga y agoniza en las páginas de este libro. Es un Courbet a punto de morir que intenta olvidar sus días en el París salvaje, sangriento y fabuloso de la Comuna. Y que expía culpas después de haber pagado con la cárcel y con una multa imposible su supuesta responsabilidad en la destrucción de la Columna Vendôme en los días de triunfo de la rebelión comunera. La Comuna es un sueño ya lejano que quedó desangrado en las últimas barricadas en Montmartre y en el Muro de los Federados del cementerio de Père-Lachaise aquellos días de mayo, en el tiempo de las cerezas.
Bosc disecciona en una novela-biografía o biografía novelada a un Courbet prematuramente envejecido, silencioso, que recuerda sus cuadros y que camina hinchado por el vino. Morirá el último día de 1877 de cirrosis. Ya no es el artista que con cada obra intentaba dinamitar el romanticismo para que entrara el realismo voraz, fierísimo, lleno de mugre, fealdad y también de la rabiosa belleza de lo cotidiano. Un Courbet que apenas recuerda al que entró en el siglo XIX para ponerlo del revés y dejarlo limpio de neoclasicistas, románticos, simbolistas e historicistas. El artista que echa el telón de un mundo para que comience otro. Justo cuando está a punto de irrumpir el impresionismo y la fotografía ha liberado al artista de tener que copiar la realidad. Un hombre en la frontera, en la tierra de nadie, en el abismo.

La novela de Bosc sirve de excusa para volver a un cuadro que fascina y asquea a un artista inclasificable. Hace un par de años
 la artista Deborah de Robertis realizó una performance en el mismo Museo de Orsay mostrando su sexo ante El origen del mundo como si estuviera ante un espejo. El escándalo existe como existía cuando se pintó el cuadro. No hay ojo de época, porque todas las épocas miran con sospecha el lienzo. La historia de esta obra es la crónica de un cuadro innombrable y clandestino. Se exhibe oculto en cámaras secretas y en gabinetes privados de coleccionistas erotómanos, viaja en maletas de doble fondo, queda escondido dentro de otro cuadro y sufre el robo y saqueo durante la Segunda Guerra Mundial.Courbet es siempre un dilema, un problema, un desafío, una incomodidad. No hay más que ver los rostros de los que hoy observan El origen del mundo en el Museo de Orsay. Habría que filmar la contemplación de ese vientre “hermoso como la carne de un Correggio”, según escribió Edmond de Goncourt. El famoso psicoanalista Jacques Lacan, que fue uno de los propietarios del lienzo, analizaba la reacción de sus amigos cuando les enseñaba el cuadro que guardaba oculto en su casa. Se sumergía así en los misterios del voyeur. Ese cuadro le servía como laboratorio analítico de la psique. Era el que mira al que mira.
El crítico Thierry Savatier escribió hace unos años la biografía de este lienzo maldito en El origen del mundo. Historia de un cuadro de Gustave Courbet, y que en España publicó en 2009 Ediciones Trea. Allí aparece el Courbet bizarro, osado y extravagante que pinta un lienzo que pretende desbaratar la historia del desnudo. Y se plantea la primera pregunta: ¿quién es la modelo? Se pueden rastrear semejanzas en sus otras mujeres pintadas. ¿Será alguna de sus bañistas despreocupadas? ¿O quizás se esconde en el sueño viscoso y dulce de sus mujeres dormidas? ¿Tal vez en las que posan desnudas con loros o con perros? Más y más escándalo. Hay varias hipótesis. Podría ser Jeanne de Tourbey, la ex lavadora de botellas que llegó a gran dama, culta amante “de todo el mundo”, según las jugosas crónicas de los hermanos Goncourt, y que reunía en su famoso salón a lo mejor del París del Segundo Imperio. Sí, podría ser.
O tal vez el paisaje vaginal pertenecía a Joanna Hifferman a la que Courbet pintó salvaje y desmelenada en Jo la irlandesa, aunque habría que recordar que era pelirroja, lo que descarta por lógica toda posibilidad. Y ahí están algunas de las modelos que posaron para él como Amaury Duval, Augustine Legaton o Henriette Bonnion. Sin descartar otra posibilidad del siglo de la fotografía, que Courbet tuviera inspiradoras instantáneas de desnudos que ilustraban discretísimos álbumes para consultar en la soledad de los gabinetes. No hay más que revisar las tiradas eróticas estereoscópicas conservadas en la Biblioteca Nacional de París que realizó Auguste Belloc, uno de los precursores de este mercado clandestino y por cuyo negocio estuvo en la cárcel. Sí, todo es posible en ese mundo desenfrenado, sexual, clitórico y despreocupado del París de Napoleón III. Quizás lo mejor sea pensar que podría ser una especie de monumento a la mujer desconocida, aunque hay quien en los últimos años se ha empeñado en encontrar el rostro del sexo pintado por Courbet rastreando improbables lienzos en tiendas de anticuarios.
Y si curioso es el misterio de la modelo, más aún lo es el viaje secreto del cuadro desde que lo adquiere el diplomático otomano Khalil Bey hasta que se cuelga en las paredes del Museo de Orsay en junio de 1995. Bey lo mantenía oculto tras una cortina verde en el cuarto de baño de su casa, en el número 24 del Bulevar de los Italianos, en el antiguo Hotel Brancas. Pero las deudas de juego obligaron al coleccionista a venderlo. A partir de ese momento se inicia la etapa más clandestina del lienzo clandestino de Courbet. Un secretismo a menudo adobado por grandes dosis de invención mezcladas con el inevitable moralismo que ha acompañado siempre a este cuadro.

En 1912 lo compra la galería Bernheim Jeune que lo vende al barón húngaro Ferenc Hatvany, coleccionista que lo esconde –su eterno destino- entre las cornucopias y los canapés exquisitos de su palacio típico del espíritu de la Mitteleuropa. Pero con la
 Segunda Guerra Mundialllega la leyenda. Cuenta Thierry Savatier en su ensayo que durante muchos años el mundo del arte creyó en la versión oficial de que la colección del barón había sido saqueada por los nazis y que el ejército rojo la recuperó para luego devolverla. Sin embargo, habría que introducir un matiz importante. El origenforma parte del botín de guerra de los rusos. Imaginamos el sexo abierto pintado por Courbet recorriendo las cicatrices de la tragedia europea, oculto en museos secretos, depositado en bancos, temblando bajo los bombardeos. El origen del mundo a punto de desaparecer. La carne caliente y palpitante convertida en cenizas bajo el ruido de la guerra.En 1889, según una pista de Edmond de Goncourt, aparece en la casa del anticuario, coleccionista de arte oriental y marchante La Narde. El cuadro ya está oculto dentro de otro cuadro de Courbet, un paisaje del castillo de Blonay que Courbet pinta durante su exilio en Suiza. Una obra bucólica sin más intención que ser un cuadro-escondite.
Terminado el conflicto bélico, el barón Hatvany inicia la búsqueda de su cuadro. Pero ese lienzo debía de estar almacenado en el depósito de un gran museo ruso, era un secreto de Estado y Stalin seguía vivo. Una elipsis aliviará al lector: el barón consigue finalmente recuperarlo de las zarpas del oso soviético, aunque es un misterio cómo. Hay una hipótesis en la que El origen parece el argumento de una película de espías: pasó clandestinamente el telón de acero en el doble fondo de una maleta. Así al menos lo relataba la segunda esposa de Lacan, Sylvie Bataille.
De todas formas lo importante es que el lienzo ya está otra vez en Francia. Lo compra el psicoanalista Jacques Lacan por sugerencia de su esposa en 1954. A la muerte de Lacan, éste lo donará al Estado y en el verano de 1995 el mundo queda asombrado –y en buena parte escandalizado porque así es el ojo de todas las épocas- cuando se muestra en la Sala Courbet del Museo de Orsay. L’innominato, el que nunca se nombra, está ahora a la vista de todos, junto a las mujeres dormidas, las marinas, las naturalezas muertas y los ciervos y corzos que agonizan en la nieve. Cuerpos y paisajes macerados por el tiempo, pudriéndose salvajes y bellísimos por un exceso de vida.